domingo, 17 de enero de 2010

Miles de puntos infinitos.
Sombras distorsionadas que se aclaran cuando me acerco.
Me asusto. Me voy tan lejos.

Vuelvo a caer.
Las reglas y las camisas están para romperlas.
Botones. Fronteras.

Hacer y deshacer.
Un vuelco más dentro, encuentro un atajo y salgo huyendo.
No hay destino. Hay camino.

Soy un buen equipo.
"Peor sola que bien acompañada"- dije un día.
Rectifico. Maldita inconformista.

Rozaron el límite.
Todos y cada uno de los que compartieron.
No le voy a buscar. No existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada